Canarias en Movimiento

Islas-Canarias-vistas-espacio-Nasa_EDIIMA20190604_0180_19-678x381

Únete a Canarias en Movimiento

Ayúdanos a financiar nuestras actividades y forma parte activa de nuestra asociación socio-política.

73364232_132870921448396_8059906516385267712_o

Canarias en Movimiento muestra su preocupación por la militarización de la ULL

Spread the love

 

Canarias en Movimiento muestra su preocupación por la militarización de la Universidad de La Laguna y los actos represivos por parte de las FCSE.

Desde la asociación soberanista señalan “el pasado 3 de noviembre, estudiantes de arte se encontraron con que, sin previo aviso, se realizaban maniobras militares en el parking de la facultad. Ante el susto y la indignación, el alumnado organizado convocó rápidamente una manifestación a las cinco de la tarde, la cual reprimió la Policía Nacional española, saldándose con dos estudiante detenidos al azar” añadiendo “la arbitrariedad y la brutalidad policial, no pueden menos que recordarnos aquel nefasto 12 de diciembre de 1977, cuando la policía acabó con la vida del estudiante Javier Fernández Quesada en este mismo centro. Desde ese momento, existía una especie de pacto no escrito, por el cual la policía no entraba en la universidad, que ahora queda roto”.

Los soberanistas canarios denuncian “durante la tarde del martes, no dejaron de aparecer rumores y desinformaciones, algunas de ellas criminalizando a estudiantes que ejercían pacíficamente su derecho a protestar, los otros, institucionales, lanzándose la pelota entre el decanato y rectorado, entre rectorado y fuerzas del orden, y con informaciones poco veraces del Gobernador Civil y el Alcalde de La Laguna, que decían saber que los alumnos habían sido puestos en libertad, cuando pasaron la noche en comisaría, solo pudiéndose comunicar con su familia”

Desde Canarias en Movimiento exigimos la depuración de responsabilidades y saber cómo un aparcamiento pudo llegar a convertirse en un campo de tiro y quiénes dieron permiso para esta actividad. Por otro lado, reiteramos la necesidad de que la Universidad, centro de la razón y la ilustración, se mantenga segregada de la cultura militarista y bélica que algunos sectores parecen querer imponer. Como alumnado pedimos explicaciones, como ciudadanos, pedimos justicia,  como manifestantes, pedimos un mundo donde los únicos disparos que suenen en la Facultad de Bellas Artes sean las cámaras de nuestras futuras artistas.

 

Deja un comentario